Descripción del proyecto

KABEL, compañía del sector tecnológico proveedora de soluciones informáticas para empresas. Ante el crecimiento de su negocio, decide cambiar de oficinas, momento que aprovecha para un replanteamiento y optimización de los puestos de trabajo de sus empleados.

Por encima de todo, partimos de la premisa de la funcionalidad y la utilidad de cada uno de los espacios, fluidez de circulaciones, optimización en la comunicación entre departamentos internos, y, ubicación de las zonas auxiliares como el comedor de empleados, baños, etc.

Espacio coherente, versatil y técnico. Buscamos siempre, en el proceso de creación, la identidad de nuestro cliente, la misión de la empresa, en este caso, la tecnología, el uso de las redes y la comunicación técnica para mejorar los procesos de negocio de las empresas, y así, envolvemos nuestro proyecto de elementos asociados a este leit-motiv: iluminación técnica, elementos audiovisuales, mobiliario tecnológico, imágenes con reminiscencias asociadas al origen de la empresa y su evolución. El resultado es la personalización de un entorno de trabajo que favorezca la eficiencia de los empleados e identifique su transcurrir diario en el trabajo. Plazo, coste, calidad son los indicadores que nos mueven hacia la satisfacción del cliente, que se consigue con el éxito del proyecto. Para ello, organización y control sobre el proyecto. Anticipación y coordinación de cada tajo de obra, desagregando las tareas hasta alcanzar el grado de control deseado. Comunicación con nuestro cliente y continuo seguimiento, tanto económico como de las tareas de la obra. En este caso, nos falló el proveedor de mobiliario, retrasos, errores en los materiales, tuvimos que reaccionar de forma muy ágil para que el cliente pudiera funcionar de manera provisional. Y se hizo. El cliente nos apoyó y nosotros le respondimos como mejor sabemos hacer, cumpliendo nuestro trabajo y no dejándole en la estacada.

Galería

Nuevos espacios de trabajo

Hemos entrado en una compleja dinámica social, en el que los cambios y la evolución tecnológica nos obliga a adaptarnos siendo receptivos y flexibles. La sociedad evoluciona y con ella, nuestra forma de aprender, crecer, relacionarnos y trabajar. Cada vez más, las escuelas apuestan por el cambio, por ganar el interés e incentivar la creatividad de sus alumnos. Las empresas, por su parte, requieren una mejor conciliación de la vida laboral y personal de sus empleados y en ambos casos es fundamental la adecuación de los espacios de trabajo.